«Generación de Cristal»

¿Choque de generaciones?

Por Luis Cardona Herrera

 

El día de ayer me sorprendió la viralización de un video sobre un maestro y un grupo y sus estudiantes, donde de manera clara se hizo evidente una de las grandes diferencias generacionales a las que no enfrentamos el día de hoy. En este video un alumno discute con su maestro sobre la falta de recursos tecnológicos que, a percepción del joven, tiene su maestro. Por el otro lado, el maestro señala la falta de conocimientos del alumno y su poca disposición al estudio, tratando de refrendar la autoridad que tiene al se maestro con grados académicos elevados.

El video tiene su punto álgido cuando el maestro les llama generación de cristal alegando su incapacidad para recibir críticas sin ofenderse… la reacción en las redes fue inmensa y vale la pena analizar lo sucedido.

De entrada, pana analizar ente tema sería útil darnos cuenta de que estamos en un momento único en la historia de la humanidad en la cual hay al menos cuatro generaciones en interacción. Baby boomers nacidos entre (1945-1964); generación x nacidos entre (1965-1981); Generación Y o millennials nacidos entre (1982-1994); y generación Z o centennials (1995-2010).

Dentro de estas generaciones hay marcadísimas diferencias, principalmente en lo referente al uso de la tecnología, el reconocimiento de jerarquías y los objetivos de vida. En el video en cuestión observamos a un maestro de la generación x tratando de trabajar con alumnos centennials, si analizamos el diálogo el alumno está atacando principalmente la falta de recursos tecnológicos que el maestro tiene para realizar su labor docente; por el otro lado, el maestro señala y ataca los objetivos que desde su punto de vista debería de tener el alumno (ponte a estudiar, le dice a su educando).

Evidentemente no pretendo darle la razón a uno u otro actor de este conflicto, lo interesante desde el punto de vista de la psicología es el identificar que ambos representantes de sus generaciones están tratando de imponerle al otro su visión de las cosas.

Como este conflicto seguramente se están dando muchísimos todos los días en diferentes ámbitos, y mejor aún, se darán más y más ahora que esta generación Y se incorpore a las filas económicamente productivas. Ahora más que nunca se hace necesario que la apertura y la disposición a la flexibilidad se vuelva una forma regular de convivencia, en caso contrario, en vez de salir fortificados de este tipo de interacciones, el resultado será la generación de un distanciamiento que, en vez de generar riqueza cultural, nos empobrecerá a todos.

2020-11-26T15:52:29+00:00