¿Cómo actuar ante los primeros signos de una adicción?

Hace una semana recibí la video llamada de unos aterrados padres de familia, buscaban que los ayudara a controlar a su hijo, un hombre alcohólico de aproximadamente 34 años, mismo que estaba en una crisis porque en su casa ya no había alcohol que tomar y se había tornado violento con ellos (al grado de aventar contra la pared a su padre y amenazar a su madre). Evidentemente el paciente presentaba síntomas de una crisis de abstinencia y hubo de ser canalizado a una clínica de desintoxicación.

Existe una relación muy estudiada y clara sobre la vinculación que existe entre el consumo de drogas  y la ansiedad, de hecho en muchos casos estamos hablando de un círculo vicioso, muchas personas empiezan el consumo de drogas relajantes para tratar de mitigar la ansiedad que pueden sentir por problemas que los aquejan en ese momento, temporalmente logran tranquilizarse hasta que son incapaces de lograrlo sin el consumo de la droga que hayan elegido.

Dentro de las substancias adictivas se encuentran desde las aparentemente inofensivas: café, coca cola, comida, chocolate, hasta llegar a drogas como el alcohol, tabaco y de ahí en adelante hasta donde se quiera pensar… cocaína, cristal, mariguana, etc. 

El problema se acentúa más, dado que la mayor parte de las personas cuando se sienten ansiosas buscan tranquilizarse utilizando mayores cantidades de substancias de las que ya consumía, el círculo se empieza a cerrar, cuando el adicto siente ansiedad por consumir. Es decir ahora cuando no consume aquello a  lo que es adicto se genera algo llamado síndrome de abstinencia, lo cual es la reacción de su cuerpo ante la necesidad de consumir; uno de los principales elementos de este síndrome de abstinencia es la ansiedad.

Para poner un ejemplo, una persona que es adicta al tabaco ya ha creado una dependencia de su cuerpo hacia la substancia, necesita consumir para sentirse bien y relajado, en caso de no tener al alcance sus cigarrillos empezará a sentir ansiedad, la cual desaparece cuando vuelve a fumar. En el caso de que una persona decide superar su adicción, enfrentará por un período de tiempo, una necesidad elevadísima por fumar, misma que vendrá muy probablemente acompañada de malestares físicos: dolores de cabeza, sudoración, taquicardia, Etc., en el tema psicológico la persona muy posiblemente tendrá cambio de estados de ánimo, incapacidad de pensar, pero sobre todo ANSIEDAD.

La ansiedad como hemos mencionado en artículos anteriores, es la reacción que tenemos a nivel psicológico ante situación es que percibimos como amenazantes para nuestra vida organizada, en el caso de un adicto dejar de consumir su droga (cualquiera que ésta sea) es un cambio en su vida. En este artículo te ayudamos a entender mejor el tema.

Ahora agreguemos a esta situación el hecho de la cuarentena forzosa que hemos vivido, el adicto no puede llevar a cabo sus actividades cotidianas, está encerrado y con un ambiente la mayor parte de las veces empobrecido, las fricciones naturales de la convivencia estrecha se elevan y muy probablemente se siente angustiado también por temas de salud y económicos. En su conjunto se ha creado la tormenta perfecta para una persona con una adicción.

El adicto , está acostumbrado a consumir, en muchas ocasiones a escondidas de su familia, menciono que en muchas ocasiones dado que, hay drogas socialmente aceptadas (coca cola, cigarrillos, alcohol, etc.), pero aquellas que no lo son obligaban al adicto a esconderse y realizar su consumo fuera del hogar. Ahora muchos adictos no pueden consumir sus drogas con la facilidad, regularidad o comodidad que lo hacían antes. Hablo desde el fumador que podía fumar en su oficina y ahora tiene que salir de su casa para fumar lejos de la familia, hasta del adicto al cristal que busca desesperadamente un lugar donde poder inhalar sin que su familia se de cuenta.

Esta complicación para la compra y el consumo hace que el nivel de ansiedad se eleve en los adictos y es cuando desafortunadamente sus niveles de ansiedad se elevan más y empiezan a tener cambios radicales emocionales. Desafortunadamente pueden inclusive poner en riesgo desde la relativa paz familiar hasta la integridad física de quienes les rodean.

¿Qué Hacer?

No existen recetas universales para ningún tipo de problema psicológico ni de adicciones, mucho menos en un momento en que el nivel de ansiedad de las personas se encuentra de manera generalizada muy elevado, pero hay cosas que podemos hacer tanto adictos como familiares para tratar de controlar estas situaciones.

  1. Tratar de realizar algunos de los ejercicios para controlar la ansiedad. Te dejamos el link directo al video y de paso te puedes suscribir a nuestro canal.
  2. Existen líneas de atención a pacientes en crisis vía 01 800 911 2000.

Ante los primeros signos de adicción como la ansiedad, es importante buscar la ayuda de un terapeuta experto en la materia. Cuando lo decidas, nuestro equipo está listo para apoyarte a ti o quienes quieres. Puedes agendar en línea aquí.

 

Soy Luis Cardona, Psicólogo clínico y Director de la clínica de la ansiedad. Nos leemos pronto.

2020-05-18T18:33:33+00:00

Leave A Comment