Carlos llega a mi consultorio con síntomas agudos de ansiedad y de depresión… en este caso la causa está perfectamente identificada, con la llegada de la cuarentena a consecuencia del Covid 19, su negocio (Un restaurante) empezó a tener pérdidas y finalmente se vio en la necesidad de cerrarlo, posiblemente de manera permanente. 

Lo anterior es una triste muestra de lo que sucede a miles de empresarios  de todo el mundo, la cuarentena puso en jaque mate la subsistencia y terminaron por cerrar, lo cual genera despidos y pérdidas de fuentes de ingresos para muchas personas. 

Este escrito está dedicado a los empresarios, posteriormente me referiré a los colaboradores; por definición, los emprendedores son aquellos que tienen la voluntad de crear un negocio que no existe, es decir es un sueño y lo convierten en una realidad física; evidentemente los negocios existen para generar ingresos para los dueños y sueldo para los colaboradores. Los emprendedores ponen además de su capital, sus ilusiones. Lo anterior genera que cuando un negocio quiebra o su supervivencia se ve inviable, además del capital y las utilidades que percibe, el emprendedor pierde sus ilusiones. 

Si pensamos en que la mayor parte de los emprendedores antes de cerrar sus negocios tiene que calcular los costos de cierre, liquidaciones, etc. Ellos cargan muchas veces con el peso emocional de dejar sin sustento (sin saber por cuanto tiempo) a familias de personas que ellos conocen y en muchos casos llegan a sentirse culpables de tener que tomar esas decisiones. 

Los emprendedores necesitan rehacer sus planes de negocios por el ...

El emprendedor en problemas se encuentra entonces en una mezcla de emociones, aparecen la tristeza, el miedo, la ira, etc. y a esto se agrega el factor estrés y en algunos casos incertidumbre… ahora que voy a hacer. Lógicamente existen empresarios que tiene varios negocios y a los cuales el tema económico no les es problema, sin embargo, para la gran mayoría de los emprendedores, esto no es así. 

 La situación antes mencionada en la generalidad va a propiciar que aparezcan momentos de depresión y ansiedad, los cuales hay que atender lo más rápido posible, en caso contrario es posible que se establezcan como padecimientos psicológicos más duraderos y complicados de atender.  

 UNO DE LOS GRANDES PROBLEMAS DE LOS EMPRESARIOS ES QUE PUEDEN NO DARSE CUENTA DE QUE ESTÁN CAYENDO EN DEPRESIÓN Y/O ANSIEDAD. 

Habitualmente, son las personas que los rodean quienes se dan cuenta de los cambios de conducta y de estado de ánimo, se vuelven más irascibles de lo habitual y van perdiendo energía, buscan aislarse y en muchos casos evitan hablar o asistir a sus negocios… como si no quieran verlos hundirse. 

Para estos casos es importantísimo que los emprendedores recuerden que no van a empezar de cero, AHORA TIENEN LO MAS IMPORTANTE… EXPERIENCIA, si encuentran la capacidad de ponerse de pie y retomar, la creatividad, la experiencia y la necesidad va a jugar a su favor. 

 Como ya he mencionado, cuando aparecen los síntomas de depresión o ansiedad es el momento de buscar ayuda, entre más rápido te encuentres de vuelta en el juego más rápido volverás a ganar. 

2020-08-11T01:02:09+00:00

Leave A Comment