¿Por qué no todos percibimos las cosas de la misma forma?

Por Luis Cardona Herrera

 

Existen muchas formas de tratar de explicar el fenómeno de las distintas percepciones que pueden tener la personas con respecto a un mismo fenómeno. Para utilizar una de las más sencillas podemos utilizar las bases de PNL (programación neuro lingüística).

Según esta teoría existen tres tipos principales de maneras en las cuales las personas pueden recibir información en primera instancia.

Todos conocemos personas que captan información de manera visual, son aquellos que constantemente están pidiendo cosas por escrito, buscan hacer dibujos, hacen descripciones basados en imágenes. Estas personas son fanáticos del orden y de que las cosas se vean limpias y de forma estética. Su capacidad de recibir información es muy rápida y les es bastante sencillo esquematizarla. A este tipo de personas les llamamos visuales. Es muy curioso, incluso cuando hablan están haciendo mención a elementos visuales, por ejemplo: ¿Ya viste?, ¡Mira esto!, No me queda claro, vamos poniendo esto en blanco y negro, etc.

Otro segmento de las personas son mas bien auditivos, es decir, su captación de información es mediante sonidos; estos individuos graban todo en su mente en base a palabras y sonidos, pueden recordar conversaciones, diálogos de películas, tienden a ser muy buenos oradores y maravillosos contadores de historias. Su mundo se mueve en torno a lo que escuchan, no le agrada mucho tener que escribir o esquematizar ideas, les gusta mas platicar y hacer acuerdos de manera hablada. Habitualmente estarán ambientando sus espacios con música y tendrán voz entonada y un amplio manejo del lenguaje. En su manera de hablar utilizarán palabras que vayan asociadas a cuestiones de sonido, por ejemplo: ¿A ver cómo te suena esta idea?, eso me hace ruido, escucha esta idea, etc.

Por último, tenemos a los Kinestésicos, este grupo (no tan común en nuestro país), se caracteriza por tener una amplia necesidad de movimiento, de tocar las cosas, ellos comprenden el mundo en base al sentido del tacto principalmente, todo lo tocan, inclusive, tienen una gran preferencia por mantener contacto físico con las personas que les rodean. Lo peor que les puede ocurrir es tener que mantenerse quietos, eso realmente los puede desquiciar y afectar de una manera sensible su capacidad de aprendizaje y comprensión. Su manera de hablar también los delata, por ejemplo: Eso suena rasposo, la película está bien suave, ¡es tan bonito que lo quieres abrazar!, etc.

Probablemente a estas alturas de la lectura te estés preguntando ¿Qué tiene que ver esto con las relaciones humanas?, pues déjame que te diga que tiene muchísimo que ver. ¿Te pues imaginar lo difícil que es para personas con diferentes formas de captar información el ponerse de acuerdo en algo?, cada uno de ellos percibe al mundo de forma diferente, literalmente no viven en el mismo universo, no coinciden es sus maneras de analizar la información y tienen diferentes velocidades para trabajar la información.

Cuando esto sucede a nivel de pareja, la cosa se pude volver muy compleja, cada uno tratará de imponer su manera de concebir el mundo al otro y esto traerá muchos conflictos, se corre el riesgo de que, por no poder comprender este fenómeno, las personas interpreten que la otra persona no tiene interés por ella o por las cosas que le gusta.

En otra entrega hablaremos de formas de conciliar entre los diferentes estilos de percepción, por lo pronto me gustaría preguntarte ¿Con cuál de ellos te identificas tú?

 

2021-01-21T01:04:25+00:00